LA BAILARINA DESCALZA

LA BAILARINA DESCALZA

sábado, 17 de marzo de 2012

The Blackbird

El otro día vimos un mirlo. Nunca había visto uno tan cerca y a la vez lo había oído cantar. Me pareció muy tierno y así dejé que me llenara por dentro el corazón y las entrañas de dulzura. Mi madre me estuvo hablando sobre ellos (estábamos paseando ambas cuando lo vimos) y bromeé sobre lo cómodo que estaba en la terraza de la vecina, con tanta plantita y un árbol tan hermoso.
Por la noche no pude dejar de recordar Blackbird, la canción de los Beatles. En parte porque yo llamaba así a un chico y en parte porque me sentía identificada con esa canción yo misma. 
Los mirlos son en verdad bellos y ahora comprendo por qué los Beatles le dedicaron esa canción. 
¿Os apetece recordarla? 
A mí me apetece escucharla con vosotros.

4 comentarios:

  1. Que lindo, me recordaste las bellas canciones de los 60, yo tengo bajado en mi celular canciones de los beatles como yesterday, let it be, michelle y otros. Indudablemente, marcaron una epoca. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Es cierto que marcaron una época, querida Judith. A mí también me encantan esas canciones, amiga.
    Abrazos:
    Carol

    ResponderEliminar
  3. Tierna anecdota, y me gusan mucho los Beatles. La versión de Sarh MacLachlan me ha parecido muy buena, no la conocía, pero su voz es preciosa.
    Esto de los pájaros negros es como los gatos, que uno siente un poco de aprensión hacía ellos, auqnue curiosamente yo los prefiero, ¿será para llevar la contraria?...
    :D

    ResponderEliminar
  4. Puede, Ana, o puede que te pase como a mí: que nos gusta todo, incluso los que los demás repudian. A mí los mirlos me parecen preciosos, y los gatos negros también.
    Llevaba mucho la contraria de pequeña, y si no hubiera personas como nosotras, el mundo sería un aburrimiento: tiene que haber variedad. jajajajajja

    ResponderEliminar

Estás en tu casa, así que únete a la tertulia, porque nos interesa mucho tu opinión. Gracias. =)