LA BAILARINA DESCALZA

LA BAILARINA DESCALZA

jueves, 21 de mayo de 2009

¡¡¡Bravo, Almudena!!!


¡Bravo, Almudena, Guapa! Que no pude estar allí para verte pero ahora te veo, y me admiro y te admiro, ¡qué gestos tan bellos, tu elegancia, pocas veces observada....
Un redescubrimiento para mí. No he llegado tarde. Tu vida ahora un nuevo comienzo. Ánimo, que has sido la mejor o una de las mejores en una etapa de tu vida, y ahora comienza otra. Siempre es emocionante, no tiene por qué ser aburrida. Bailarina, danza, sigue danzando por donde vayas, y sorprendiéndonos. No te pierdas.
Lanza tu cinta, que te distingamos, tu aro, la pelota, las mazas, la cuerda...
Un fuerte abrazo, Almudena.

martes, 19 de mayo de 2009

A una gran persona; a mi amigo.

Conozco a una persona increíble.
Permítanme que les hable de él como lo hubiera hecho el Principito, sí, el amigo de Antoine de Saint Exupèry porque me encantaría que se hubiesen conocido.
Habrían tenido una charla interesante. Eso es algo de lo que no me cabe duda alguna.
Pero no está el Principito ahora. Le veo reír cuando titilan las estrellas. Y yo río también.
En fin, pues en esto quedamos: así les hablaré de este amigo.
Mi amigo no tiene fachada, es una persona auténtica, así que no importa si es gordo o flaco, alto o bajo o si calza el cuarenta y dos. Cuando una persona es auténtica y te ofrece su amistad entonces ya ningún regalo que pueda hacerte en el mundo podrá tener mayor valor. Eso lo sabemos todos, creo.
Este amigo que tengo tiene un gran corazón, pero como tampoco es algo que la gente pueda ver a menos que tengan unas gafas de rayos X (ni siquiera lo detectaría una de esas pruebas médicas en las que te ponen chupones en el pecho), a veces las personas no saben apreciarlo. No sé por qué. Lo que sí sé es que es muy inteligente y no le importa, bueno, un poquito por la gente a quien quiere y no es correspondido, como a todos nos pasa (en esas pocas y raras ocasiones se vuelve del revés como un calcetín, lo cual no es tan extraño, pues la Phoebe de El guardián entre el centeno, se cerraba como una almeja o algo así, decía de ella su hermano Holden cuando no quería saber nada del mundo o algo no le cuadraba. Querida Phoebe....), pero en general él sabe que quien los que le queremos le queremos de verdad, y hemos sido listos al elegirle como amigos. ¿O nos ha elegido él? Nunca se sabe en estos casos. En la amistad todo es tremendo.
Debo y quiero decirles además que en su corazón habitan maravillas: ¡¡¡¡hablamos de un corazón de poeta!!! Y tengan cuidado, no prejuzguen y piensen que eso es cursi, pues no...., que esto puede llevar a equívocos: los poetas no están pasados de moda, ¡qué va! Nos muestran tal vez la parte invisible de la vida que el malhumor cotidiano nos tapa con la rutina. La belleza de lo pequeño, y lo efímero, tan importante, no como lo grande, ja, ja, qué bobos cuantos creen cuanto más grande mejor: altos edificios, el dinero, vil metal si provoca la fuerte avaricia fría y bien templada de quien mete en un saco que nunca se ha de romper todo, que es demasiado, lo que tiene mientras a otros faltan....
Mientras mi amigo canturrea por las calles de su pueblo. Además, siempre está haciendo deporte, así que desarrollados sí que tiene los músculos, pero es tan humilde que se lo calla, que no es vanidoso ni quiere quedar por encima de nadie. La gente que no sabe cree que todos tenemos en la cabeza masa gris. Y no saben que se llama cerebro y que está lleno de color, al menos el de mi amigo, porque conecta con el corazón, sin euroconector ni nada.
Lacan habló sobre ello.
Él piensa mucho y puede que nadie lo vea pero cuando lo conoces y sabes ver bien o leer sus poemas esas cosas tan nobles y bonitas sucede una cosa muy rara: le salen palabras de la cabeza y mariposas del corazón.
A mi amigo lo conocí por su mejor amigo, que es mi otra mitad, quien me complementa. Esa de la que hablaba Platón.
Y para mí ha sido como un reencuentro, pues parece que le conociese de toda la vida.
Amigo, gran corazón de poeta, buena persona, generoso, espontáneo, de impulsos románticos, cariñoso y honrado, risueño, gracioso.
Nunca cambies, por favor.
Salud.

lunes, 18 de mayo de 2009

Carta a Benedetti

Lo siento mucho. No sé a quién decírselo ni transmitir mi pésame, tal vez al resto de la humanidad, porque quiero creer que el mundo entero aprendió a quererte al mismo tiempo que aprendió a leer tus libros.
Me siento muy triste, Sr. Benedetti, mucho. Le voy a echar mucho de menos. Sé que nos quedan sus palabras, tan sabias, tan bellas, tan ciertas y precisas, tan necesarias. Lo sé.
Tal vez el pésame lo necesite yo misma. O un período de duelo.
No sé a dónde se va cuando uno muere. Yo soy cristiana, pero eso no quiere decir que yo lo sepa, ni que sea un lugar exactamente en lugar de un estado del alma.
Cuando estaba acabando el colegio pensaba que al morir uno resucitaba, y que resucitar era precisamente eso, un estado de conciencia. Si teníamos la conciencia en paz, el subconsciente, que de alguna manera seguía funcionando (¿alguien sabe de verdad de qué es capaz nuestro cerebro al cien por cien?) nos mantenía en una paz consecuente con nosotros mismos, nuestras vidas, creencias, etcétera. Y tal vez el infierno no eran sino remordimientos de conciencia repetidos.
Después dejé de pensar aquéllo. Y preferí vivir la vida.
Vivir Adrede, hermosas palabras las que nos has dejado. Hay que vivir adrede, sí. No cuesta ya. Dicen que eras alegre, y en las fotos tu mirada es dulce y comprensiva.
No podía ser de otra manera después de aquel poema "Hagamos un trato". Es uno de los poemas más bellos que me han regalado.
Te voy a echar de menos, ¿lo sabes, verdad?
Y seguiré viviendo con alegría, como tú me has enseñado. A tu manera.
Gracias, Benedetti. Gracias.
Siento que te hayas ido, pero tal vez sea una cuestión de egoísmo, tal vez sea el ciclo de la vida.
De verdad, querido amigo, mi entrañable maestro, deseo que descanses en paz. Te recordaremos siempre, por supuesto, y nuestro cariño nunca disminuirá un ápice.
Con cariño. C.

domingo, 17 de mayo de 2009

A caballo, de Silvio Rodríguez a.....



Parafraseando a Silvio, "te pido una vista", y comparto esta canción contigo, que tantas ganas tenías de escucharla. Te quiero, mi vida.

jueves, 14 de mayo de 2009



En las asimétricas Nadia parece que vuela. Me impresiona... Durante unas décimas de segundo puede disfrutar con lo que soñamos el resto de los mortales. Me encanta ver sus ejercicios una y otra vez. No veo ya ningún campeonato de gimnasia. La puedo ver ahora después de muchos años de espera...Desde que era niña deseaba poder verla en pantalla. Y mi sueño se cumplió...

lunes, 11 de mayo de 2009

Homenaje a mi gimnasta favorita de todos los tiempos




Desde que tengo uso de razón Nadia Comaneci me ha impresionado. Era una niña como yo, en la pantalla. Y era eterna. Sus catorce años inmortalizados con sus cuatro dieces impresionantes nunca antes dados ante tamaña perfección. Impresionante. Vuela en las asimétricas. Se contonea con gracia y clava el salto con perfección y estilo en suelo. En la barra fija impresiona la seguridad y extraordinario dicen que fue el salto al potro.
Este homenaje no me lo he querido perder ni que os lo perdáis. Tierno, se ve cómo se prepara y cómo es Nadia entrenándose, dedicada y entregada. Parece una adulta.
Y es maravillosa.

Nadie voló tan lejos como Almudena Cid





Domingo, 24-08-08
J. GÓMEZ PEÑA ENVIADO ESPECIAL
PEKÍN. Si les preguntan, los niños responden que quieren ser futbolistas, o médicos, o como papá, o nada. O de «Operación Triunfo». También hay críos distintos. Como Almudena Cid. Su vocación siempre fue ser mariposa. «Ten cuidado, Almudena, que vas a romper algo». Eso le decían en casa desde los siete años. Y ella, nada. Con el pie a la altura de la cabeza. Lanzando el cepillo al aire. A cogerlo a un centímetro del suelo. Mientras, hubo en casa algún que otro «accidente». También las mariposas aprenden a volar.
Un vuelo largo. El viaje por el tapiz más prolongado de la historia de la gimnasia rítmica. Es un deporte para niñas que acaban de echar los dientes. De contorsionistas con bisagras de goma. Con esqueletos blandos, en crecimiento. En cuanto sacan el DNI, dejan las mazas, el aro, la pelota, la cuerda o la cinta. Ya son viejas. Les crujen los huesos. La mayoría de edad las oxida. Menos a Almudena, que ha cumplido 28 años. Caso único. Sus alas han sobrevolado el tapiz de cuatro finales olímpicas: novena en Atlanta 1996 y Sidney 2000, octava en Atenas 2004 y también ayer en Pekín. La final fue para la rusa perfecta, Eugenia Kanaeva. La ovación la compartió con Cid. Kanaeva tiene diez años menos. Ha llegado más arriba que la vitoriana, pero no llegará tan lejos.
Con diez años más
El último de los ejercicios fue la cinta. Entró a la alfombra sobre las puntas de unos pies que ya no aguantan. Demasiadas horas en esa postura antinatural. Tiene mil lesiones. Fabricadas en siete horas diarias de entrenamiento. Ciática, un metatarsiano roto para siempre, la cadera tocada. La capacidad de sufrimiento también se entrena. «He competido de forma inmejorable. No he fallado. He demostrado que cuando hay que estar, estoy. Eso me lo llevo para toda la vida». El diploma olímpico fue su «recompensa». Como dijo ella, «el broche».
Dejó sus últimos garabatos en el aire. Elegante. Sonaba «Nesunn dorna», el aria de la princesa Turandot. Miró cómo bajaba del techo la cinta, la agarró precisa y cerró su ejercicio en un ovillo. No fue el mejor; sí el más emotivo. Se concedió un instante de intimidad observada. Firmó con el dedo sobre el suelo y lo besó. Agua en los ojos. El público le agradeció sus cuatro Juegos. Su récord.
«¡Guapa!», le habían piropeado desde la grada al terminar otro de sus ejercicios, el de aro. Se lució. Almudena no puede doblarse como las otras, capaces de juntar la coronilla con las lumbares. Ella gira. Envía el aro arriba. Al caer la rodea en una maniobra exacta. «¡Guapa!», Ha probado en las pasarelas de Cibeles y Gaudí. Y la quiso fichar el Circo del Sol. Diseña su vestuario. Es perfeccionista: «Repito un ejercicio y no paro hasta conseguirlo».
Con las mazas también tiró de repertorio: el clásico. Un modelo casi extinto. El deporte hecho ballet. La gente aplaude a Cid. Desde hace años priman a las contorsionistas. Pero ni así se ha ido ella. En el Mundial 2003 fue declarada la más elegante. En Pekín se ha convertido en eterna. Dentro de un par de meses, en la Copa del Mundo a celebrar en Benidorm, se quitará las mallas. Durante más de una década ha sostenido en el aire a la gimnasia española.
«Me gustaría seguir en la gimnasia, pero no con las personas que quisieron frenar mi carrera. Desgraciadamente, siguen en activo. Prefiero hacer cosas que me den satisfacciones que trabajar con toda mi alma para que mejore mi deporte y no ver ningún resultado», criticó la gimnasta de vuelo libre.

jueves, 7 de mayo de 2009

Conociendo a Teresa (1996-2009)

Querida elfa de los bosques, me parecía bello el significado de las fechas , así que aquí te dejo el comienzo de Últimas tardes con Teresa. Creo que tú desde estas primeras líneas ya intuías que te encontrabas ante una gran novela, yo ahora pienso lo mismo. Allá por 1996 Marsé interrumpió en tu mundo, y te entusiasmo tanto que invetigaste y no paraste. La magia de la amistad ha hecho que ahora me encuentre entre las páginas de este libro, y quien sabe si leyéndolo evocaré lo mismo que tú hace 13 años. Espero que este bonito recuerdo te haga sonreir. Nunca ensombrezcas tu rasgos élficos con las lágrimas.

"Caminan lentamente sobre un lecho de confeti y serpentinas, una noche estrellada de septiembre, a lo largo de la desierta calle adornada con un techo de guirnaldas, papeles de colores y farolillos rotos: última noche de fiesta mayor (el confeti del adiós, el vals de las velas) en un barrio popular y suburbano; las cuatro de la madrugada, todo ha terminado".



Y finalmente Amy se va con Ephram; vuela con él a Nueva York. No quiere esperar.
Le quiere y no va a permitir que todo vuelva a llenarse de malentendidos.

Yo tampoco soy de esas mujeres que esperan todo el rato. Mira qué poco nos queda para vernos. Te quiero, Jaime, por si no te habías dado cuenta. También a tu familia. A tus amigos. Todo lo que eres y cuanto eres. De lo contrario no te querría completo.
Vuelo hacia ti para que volemos juntos.

Confía en mí. ¿Me crees?



Aquí, Eprham le pide a Amy que le espere porque se va a Nueva York. Por fin se llevan bien después de muchos "malentendidos" en la extraña relación que ambos han tenido.
Jaime, te lo estoy contando a ti...........



Amy se convirtió en muchas ocasiones en mi alter ego. A veces me ocurre como a ella en este episodio, y como todo, pasa, me recupero, porque no vienen a recogerme, me levanto yo y la vida sigue, menos mal.
Aprendí a levantarme cada vez que me caía como casi todo el mundo: a una edad muy temprana. Y nunca he dejado de hacerlo. Pero no por eso deja de doler. Porque una es humana. Y sufre shocks y por eso no es peor que otras personas.
Soy una luchadora. Yo lo sé. Y si no lo creen, pues..., no importa tampoco.
Solo quiero conocer gente.
No pienso en el mundo como idea planetaria solamente. Pienso qué estará haciendo la gente que no conozco al otro lado del mundo. ¿Qué harán en Louisiana? ¿Tendrán ya alguna casa? ¿Se habrán ocupado de eso? ¿Qué tal le irá a una chica que conocí en un remoto lugar en los últimos confines de la Tierra? ¿Seguirán matándose en las guerras y dónde habrán que acaso no nos enteremos o de las que no estemos informados?
Me preocupan las personas. Pero sobre todo, las quiero. Las quiero.
Puede que esté loca.
Pero soy así.

así me siento..............


Mis apilados frente a mí para mi uso/
esperando donde los puse, ellos no han desaparecido, el tiempo ha dejado sus vestigios y cualidades para que los utilice,mis palabras apiladas, mis textos, mis manuscritos, mis amores./
Tuve un momento de claridad, vi el sentimiento en el corazón de las cosas, salí al jardín llorando./
Vi los rojos capullos en la luz nocturna, el sol se ha ido,todos habían crecido, y estaban detenidos en el tiempo, esperando que el sol llegue y les dé.../
Flores que como en un sueño yo regaba a la puesta de sol fielmente sin que sepan cuánto las amaba.

De "Transcripción de música de órgano", AULLIDO, Allen Ginsberg,
Berkeley,8 de septiembre ,1955

martes, 5 de mayo de 2009

Eres única



Robbie Williams - she's the one
¿Dónde empezó?
¿Cuándo comenzó?
No lo sé.
Pero sí me di cuenta que crecía con fuerza.

Fue en primavera,
y la primavera trajo el verano;
quién hubiera creído que esto me sucedería...

Manos,
manos conmovedoras,
extendiéndose,
acariciándome,
acariciándote...

Dulce Carolina,
los buenos tiempos
nunca fueron tan buenos.
Yo estuve inclinado
a creer que nunca lo fueron...
Pero ahora yo
miro la noche
y no parece tan solitaria:
la llenamos solo nosotros dos.
Y cuando siento dolor,
el dolor resbala por mis hombros.
Cómo puedo sentir dolor
estando solo contigo...

Cálida,
cálida caricia,
extendiéndose,
acariciándome,
acariciándote....

Dulce Carolina.
Los buenos tiempos
nunca fueron tan buenos.
Yo estuve inclinado
a creer que nunca lo fueron.
Oh, no, no, no.
..............................................

Neil Diamond, Sweet Caroline
traducido al español

Sweet Caroline, by Neil Diamond.....